Los equipos y elementos de seguridad son indispensables para todo tipo de áreas, sobre todo en las áreas en la que existe riesgo físico, químico y biológico, siendo indispensable en estos lugares que los empleados utilicen elementos totalmente herméticos y esterilizados como los guantes de látex de Santex, para que puedan evitar cualquier tipo de contacto con algo peligroso.

Usados cómo elementos de seguridad

Este tipo de elementos pueden ser guantes, gorros, batas de laboratorio, trajes de seguridad, etc., aunque los guantes son los elementos más importantes, ya que sirven para casi todas las áreas y evitan que nuestras manos, con las que manipulamos la mayoría de las cosas en el trabajo, adquieran alguna infección.

Existen guantes de muchos materiales, como los de nitrilo, látex y vinilo, siendo los guantes de vinilo son los más económicos, pero los más seguros y más utilizados son los guantes de látex.

Seguro que en algún momento de nuestra vida, todos hemos visto o utilizado guantes de látex, ya que el látex es un material muy resistente y hermético, además de estéril, por lo que es ideal como protección para las manos. Las áreas que más utilizan guantes de látex son las que tienen un alto riesgo de contaminación o infección, como por ejemplo laboratorios químicos o biológicos, hospitales, clínicas, etc. Además, a diferencia de otros guantes, los guantes de látex son increíblemente resistentes y tienen un menor riesgo de ahuecarse o rasgarse.

Beneficios de los guantes de látex

Por otra parte, los guantes de látex tienen la facultad de que no se dañan por el contacto con químicos peligrosos, como ácidos, por lo que la persona que los utiliza puede estar tranquila de manipularlos.

Otra de las características de los guantes de látex es que estos son totalmente anti resbalantes. Esto hace que sean totalmente seguros de utilizar, ya que puedes asegurarte de que no hay riesgo de que algo salga mal y a pesar de que su coste es más elevado, los guantes de látex no son totalmente inaccesibles y vale la pena pagar el coste por la seguridad de un empleado e incluso la tuya, ya que un accidente puede salir más caro que una caja de guantes.

El látex puede variar en tamaño, forma y grosor

Los guantes más gruesos son un poco más complicados de manipular, ya que no se adaptan tan bien a la forma de la mano, pero sin embargo, son esenciales para actividades en los que hay riesgo de que se rasguen.

Por ejemplo, las personas que trabajan lavando platos en cocinas muy grandes deben utilizar guantes de látex gruesos, ya que se manipulan muchos objetos con filo que pueden ocasionar que se rompan.

Las personas que trabajan en áreas en las que deben utilizar las manos de manera más exhaustiva, como por ejemplo en la medicina, deben utilizar guantes de látex más pequeños y delgados, ya que es bastante complicado trabajar con guantes de látex más gruesos a pesar de que son más seguros.

Otras áreas en las que se puede utilizar guantes de látex son en las empresas de desechos químicos, laboratorios bacteriológicos y de fármacos, sitios de recolección de desechos reciclables, etc.