Contratar monologuistas es algo que está muy de moda en este momento, ya que el humor es algo muy serio y las personas que contratan a estas personas lo saben y quieren que sus invitados se lo pasen lo mejor posible.

¿Qué es y porqué contratar a un monologuista?

En un monólogo, la persona que habla o personaje, expresa sus pensamientos sobre una experiencia de significación dramática, presuponiendo la presencia de un oyente pasivo.

El oyente puede ser otro personaje o puede dirigirse al público que nunca responde, siendo el rasgo característico de los monólogos, que el personaje revela la verdad que ayuda a resolver problemas críticos.Contratar-monologuistas

En el curso de su monólogo, el personaje revela lo que es esta situación, así como el entorno de la situación de quien habla y es que a menudo, el personaje al tratar de justificarse ante sus oyentes, revela sus motivos, faltas o incluso depravación de su carácter a este.

Los monólogos son un dispositivo común utilizado por los poetas, los dramaturgos y los escritores en una gama de medios tales como poemas, juegos, animación, películas, etc.

¿Por qué los monólogos se han puesto tan de moda?

Los monólogos son muy eficaces, ya sean utilizados en poesía, novelas, juegos o películas. Estos revelan las intenciones del personaje y sus procesos de pensamiento interior y por lo tanto dar una mejor perspectiva al público sobre su personalidad. Además, le da al personaje un medio para mostrar su talento, mediante la ventilación de una serie de emociones.

Los monólogos son utilizados por los actores para revelar su talento de actor mientras se realiza la audición para un determinado papel en películas u obras de teatro y es que al actuar bien en un monólogo, el actor puede mostrarle su talento al director, productor o agente que luego puede asegurarle un papel para el actor en los medios requeridos.

Muchas veces y durante el proceso de la audición, a los actores se les pide que promulguen monólogos de unos dos minutos de duración, incluso a menudo, los actores se preparan para dos o tres monólogos extraídos de forma bien conocida como obras que les ofrecen la oportunidad de promulgar diferentes funciones.
Si quieres contratar a un monologuista para que participe en alguno de tus eventos, tienes que primero seleccionar el tipo de monologuista, así que a continuación te nombraremos algunos.

El monologo cómico

El monólogo cómico es un género en el que el actor puede mostrar su capacidad para representar un papel cómico.

Mientras que realiza el monólogo, él tiene que revelar su sentido cómico, realizando expresiones cómicas apropiadas, los sonidos y los movimientos cómicos apropiados. Un monólogo dramático le permite al personaje expresar sus pensamientos sobre un evento en particular y mostrar una serie de emociones apropiadas a la situación y puede incluir sentimientos de alegría, tristeza, amor, odio, miedo o venganza.

El monólogo de Shakespeare

El monólogo de Shakespeare, “ser o no ser” de Hamlet es un ejemplo bien sabido del monólogo clásico.

Aparte del monólogo cómico y dramático, memorizar y aprender a decir un buen monólogo en público de una obra de Shakespeare, es el sueño supremo para muchos. Un monólogo de Shakespeare ofrece al actor demostrar su capacidad de actuar en varios roles y escenarios.