Inicio Salud ¿Cómo recuperarse de un esguince de tobillo mal curado?

¿Cómo recuperarse de un esguince de tobillo mal curado?

338
0
Esguince de tobillo
Rate this post

Una de las lesiones más comunes que puedes sufrir es el esguince de tobillo. Si no sigues las pautas médicas para el tratamiento y recuperación del esguince, la lesión se puede convertir en un problema mayor.

Formas de recuperarse de un esguince de tobillo mal curado

Por tal motivo, es importante curar bien el esguince de tobillo si quieres evitar consecuencias más graves que perjudiquen tu bienestar en general.

Emplear tobilleras para curarlo

El problema de un esguince de tobillo mal curado es bastante frecuente. Una de las formas de corregir esta complicación es con las tobilleras para esguinces, aunque su uso es recomendado para los esguinces leves.

Existen muchas parafarmacias y ortopedias que las venden, siendo posible encontrar dos modelos distintos.

Por un lado, están las tobilleras elásticas graduables, las cuales se ajustan al tamaño del tobillo por estar disponible en varias tallas. Como su banda elástica es graduable, el ajuste puede personalizarse para una mayor comodidad.

Se fabrican en un material transpirable y suave al tacto. Por lo general, son indicadas para los esguinces de grado I, los que se producen por una distensión del ligamiento, sin que exista un desgarro.

Mientras que las tobilleras de neopreno, son diseñadas para tratar esguinces mal curadas que sean ligeros. Su vendaje es cruzado, logrando una mejor sujeción y estabilización del tobillo, y tiene un efecto de termocompresión.

Aunque la tobillera puede ayudar a curar el esguince de tobillo mal curado, es una solución temporal y ocasional, la cual no debes usar más de 15 días seguidos. Si el problema persiste, la visita con un médico es imprescindible para tratar el problema con mayor efectividad.

Ejercitar el tobillo para curar el esguince

Para la recuperación se pueden realizar distintos ejercicios específicos, estos son bastante efectivos cuando se hacen de la forma correcta. Trabajar la musculatura de la zona ayuda a reforzarla y mejora su elasticidad.

Entre los ejercicios recomendados para tratar el esguince de tobillo mal curado, se encuentran los siguientes.

1. Ejercicio isométrico en eversión

Es un ejercicio sencillo, debes sentarse en una silla con los pies descalzos y apoyados al suelo. Realiza una ligera flexión en el pie con el tobillo en mal estado y empuja la pata de la mesa con la parte externa del pie.

Mantén la posición durante unos cinco segundos y luego vuelve al inicio, repitiendo nuevamente el movimiento.

2. Ejercicio isométrico en inversión

Para este ejercicio, debes centrar el movimiento en colocar la planta del pie con el tobillo con el esguince, sobre el pie sano, realizando una ligera presión. Deja por varios segundos y repite el preso.

3. Ejercicio isométrico en flexión plantar

Colócate en una silla y deja los pies descalzos apoyados en el suelo. El ejercicio consiste en realizar presión sobre el suelo con la planta de ambos pies, por un tiempo aproximado de cinco segundos.

Cuando pase este tiempo, deja de presionar y espera unos segundos, vuelve a repetir el ejercicio.

Tratamientos médicos

El esguince de tobillo mal curado es un problema bastante serio que requiere de una correcta atención, si quieres recuperar la total funcionalidad del pie.

Los tratamientos médicos son una solución válida, cuando los anteriores métodos no ayudan a aliviar el dolor y las molestias. Estos tratamientos son indicados por especialistas de la fisioterapia o de la osteopatía.

Asistir a sus consultas es recomendado cuando no se nota ningún progreso, siendo necesaria la intervención de los especialistas.

Los tratamientos que indiquen ayudarán con la recuperación de la musculatura y favorecerán la elasticidad, fortaleciendo la zona para que no se produzcan nuevos esguinces a futuro.

De igual manera, sirven para reducir las consecuencias del problema, dado que hay ocasiones donde un esguince mal curado no se sana del todo. Cuando esto ocurre, la única solución es pasar por el quirófano.

Los especialistas también pueden recomendar las bandas de kinesiotape, fáciles de identificar por sus colores. Aunque parecen vendas comunes, es necesario que las coloquen los especialistas para aprovechar al máximo su efecto y que no intensifiquen el esguince de tobillo.

Cuidados importantes para la recuperación

Para que la recuperación del esguince mal curado sea efectiva, es necesario seguir diversos cuidados adicionales, de esta manera se evitan más problemas que puedan dañar el bienestar físico.

Es importante utilizar el calzado adecuado en las actividades diarias y en las prácticas deportivas, asegurándote de tener el pie bien sujeto, para reducir lo más posible los movimientos bruscos. No se recomienda usar tacones con un esguince de tobillo mal curado.

Tampoco debes forzar el pie, como con largas caminatas o estar en posiciones donde el tobillo deba mantenerse flexionado. Si sufriste de un esguince, esta posición lo puede provocar nuevamente.

También debes controlar el peso, cuando tienes kilos de más, este peso recae en el tobillo y si haces movimientos bruscos, puedes complicar la lesión. Lo ideal es bajar de peso de forma saludable.

Aplicar zona en la zona inflamada durante 20 segundos, al menos tres veces al día, es de utilidad para reducir la hinchazón en el tobillo.

En caso de sufrir de un esguince de tobillo mal curado, es importante seguir las pautas antes indicadas para favorecer tu recuperación, de esta manera lo cuidarás de la forma correcta, recuperación la funcionalidad del tobillo y retomando tus actividades diarias, sin sentir dolor o molestias que afecten tu calidad de vida.