El cansancio, la apatía y la falta de concentración son algunos de los factores importantes que se deben atacar cuando se trabaja en la oficina. Es por eso que mantener determinados rituales permite tener un mayor desempeño ante las tareas del día a día.

Adopta estos hábitos en la oficina

Estos hábitos parten desde un pequeño “paseo” por algún lugar hasta un “respiro” que solemos darnos tras haber cumplido una determinada cantidad de tareas. En cualquier caso, manteniendo una rutina de hábitos saludables en nuestras vidas se puede vivir más amenamente.

A ver, seguramente algunas de las cosas que veras a continuación ya las conozcas, de ser así, entonces no dudes en empezar a ponerlas en práctica. Estas han sido probadas exitosamente en diversos ambientes haciendo que el rendimiento de las personas mejore significativamente.

Toma un buen desayuno

Es un hecho que el desayuno representa la mejor comida del día, un buen desayuno garantiza un día altamente productivo.

Pero un buen desayuno no necesariamente debe ser sustancioso, puede ser variado y en porciones bien definidas. Pero el truco es que sea diverso, que contenga cereales, zumo de frutas, yogurt y huevos.

Aunque no lo parezca, una buena dieta (balanceada y variada) influye más de lo que creemos en nuestra rutina diaria.

Algo de café

Durante toda la vida, el café seguirá siendo el aliado por excelencia en la oficina, beber algunas tazas nos ofrece energía que nos ayuda en las tardes cuando nos sentimos “pesados”. El hecho es que esta sustancia es adictiva y su efecto solo representa un “pico” que después de haberse pasado el efecto podría hacernos sentir más cansados que en un principio.

Lo ideal es consumir un máximo de dos tazas de café al día para que nuestro organismo no adquiera una adicción y que eso afecte muy negativamente nuestro nivel de productividad.

Evitar comprar comida

La comida que se prepara en casa siempre será la opción más sana y económica, esto siempre que se tenga el tiempo necesario para prepararla. En algunos casos se pueden complementar con los desayunos haciendo dietas mucho más saludables que representen una verdadera mejoría para nuestra salud.

Otra herramienta son los snacks, estos suelen ser perfectos para esos momentos en los que se busca “algo para masticar”, estos son alimentos perfectos para romper la ansiedad en el trabajo y ayudan a reducir el nivel de estrés, normalmente en las oficinas hay maquinas que los venden, pero puedes plantearte preparar algunos en casa que resulten mucho más económicos y saludables.

Beber agua

Si hay un hábito que se debe crear es el de beber mucha agua, este representa una gran mejoría en el funcionamiento del organismo.

Consumiendo varios vasos de agua durante el día se puede eliminar la ansiedad, refrescarse y sentirse muy bien. Una buena hidratación asegura que nuestra vista, nuestra mente y nuestro rendimiento operen de manera más productiva.

Si te has sentido interesado en intentar algunas de estas propuestas te invitamos a compartirla con tus amigos una vez que notes los beneficios que estos ofrecen para tu rendimiento en el trabajo y en general.