Inicio Moda La moda quiere volver a vestir Barcelona

La moda quiere volver a vestir Barcelona

138
0
moda barcelona

“El 080 es algo más que una pasarela de moda; tiene que ser la punta de lanza de un sector económico que fue muy potente y lo tiene que volver a ser”. Lo reivindica Miquel Rodríguez, director general del 080 Barcelona Fashion en el encuentro de diferentes agentes del sector organizada por Barcelona Loves Enterpreneurs. El BLE&Fashion ha permitido reunir en un solo espacio diseñadores, estilistas y responsables de la pasarela de referencia barcelonesa, pero también empresas tecnológicas que encuentran en la moda su foco de actuación.

Si somos la 5a pasarela del mundo es gracias al trabajo de mucha gente. Hay novedad, innovación y una manera diferente de hacer las cosas”, añade Rodríguez; que a la vez pide “perseverancia y paciencia”. El responsable de la pasarela de moda catalana asegura que el 080 también quiere “ayudar todos los actores del sector, desde los que empiezan a los que ya están consagrados”. En este sentido, Rodríguez apunta el potencial local: “ninguno otro lugar del mundo tiene tantas escuelas de diseño y moda como Cataluña, 10”.

Rodríguez reconoce que “no seremos nunca Nueva York, París o Italia; pero el que tenemos, que es mucho, tenemos que saber venderlo en el mundo”. A esta voluntad ayudan los diferentes espacios emblemáticos que acogen cada nueva edición de un 080 que ya ha pasado, entre otros, por el Borne o el recinto modernista de Santo Pau. “Estos espacios nos ayudan a poner en valor todo aquello que tenemos”, resalta.

Miquel Rodríguez destaca que el 080 “abre el abanico a todos los segmentos: formación, universidades y empresas”; y que es “un espacio de encuentro sectorial donde hagamos misiones inversas”. No va, en la última edición se acreditaron 298 compradores internacionales.

Barcelona inspira los diseñadores

Cristina Real, profesora de la Unidad de Moda de la ESDi, repasa las calidades de Barcelona para emprender en el sector de la moda. “De entrada, tiene una gran tradición textil”, apunta. Destaca que “la mayoría de diseñadores de Barcelona trabajan con tonos azules y turquesas por influencias del Mediterráneo, en una ciudad donde conviven diferentes estilos y tradiciones, con inspiraciones florales, marinas y de sostenibilidad”.

Por todo ello, la profesora de la ESDi tiene claro que “Barcelona tiene muchos ingredientes para destacar en el sector de la moda, pero falta un poco de promoción porque llegue al nivel que tenía antes del Bread&Butter”.
El BLE&Fashion también sirvió para #ver las propuestas de jóvenes diseñadoras de la ESDi. Cedida

La tecnología también está de moda

Aunque no se acostumbre a asociar, moda y tecnología también pueden ir de la mano. Una muestra es la empresa Wide Eyes, que ayuda a encontrar moda dentro de imágenes. “Analizamos la imagen para encontrar patrones similares y con el Big Data crear un look concreto a través de una pieza”, explica su CEO, Lluís Manent.

“Nunca hablamos de la conjunción entre moda y tecnología, parece que no encajen”, lamenta Manent; pero constata que “somos en la era Mobile, todos tenemos un móvil en el que hacemos entre 4 y 6 fotos al día, y todo sin olvidar el auge de las redes sociales con impacto visual”.

A Wide Eyes aprovechan todo este contexto más la dificultad de las buscas en la ecommerce para facilitar “encontrar moda dentro de imágenes”.

Liderando nuevas iniciativas

Como uno de los actores principales del retail, la moda también es protagonista en Barcelona de nuevas iniciativas para estimular el comercio, como en el caso de la The Shopping Night Barcelona. Su CEO, Albert Chaparral, valora muy positivamente los seis años de historia con diez ediciones, la última de las cuales ya reunió más de 100 establecimientos y 90.000 personas a la calle.

“Es una acción de dinamización que promueve Barcelona como destino de compras, de moda y de gastronomía”, destaca Chaparral. Con un modelo de negocio publicoprivat donde la financiación se reparte a partes iguales entre establecimientos y patrocinadores, Chaparral valora especialmente la colaboración de los tres gobiernos municipales con los que han trabajado. “Sin sinergia con el Ayuntamiento sería imposible salirlo adelante”, concluye.