A lo largo de la historia ha habido muchísimos dictadores que sólo han ocasionado calamidades y desastres en los países en donde su gobierno ha regido.

Hitler es el peor dictador de la historia

Uno de estos dictadores es Hitler, quién es considerado uno de los peores dictadores de la humanidad y uno de los más grandes genocidas que ha conocido el ser humano.

HitlerHitler, como mencionamos anteriormente es uno de los peores genocidas que ha conocido a la historia, ya que ocasionó millones y millones de muertes durante muchos años, sobre todo al pueblo judío. En Alemania sólo queda el recuerdo de esta terrible tragedia, pero la historia no pudo olvidar los Terribles sucesos que acontecieron allí y que trajeron a La Segunda Guerra Mundial como consecuencia de ello.

A pesar de que Hitler fue uno de los peores dictadores de Alemania, también tuvo otras etapas que muchas personas no conocen y que lo hacen un personaje histórico realmente digno de estudiar. Por ejemplo, Hitler fue el primero en defender los derechos de los animales e incluso creo leyes para la protección de estos.

Hitler y el derecho de los animales

Probablemente ya sabías de esto, pero no sabías que Hitler también tuvo una etapa como dramaturgo. A lo largo de los años, muchos autores han escrito libros acerca del führer, después de que el nazismo se erradicase en Alemania. Su vida ha generado mucha expectativa, ya que Hitler no solo se auto denominaba un líder, sino un artista.

Hitler y el derecho de los animalesLa música, la pintura, la ópera y otros tipos de manifestaciones de arte eran lo que a este dictador le gustaba hacer en su tiempo libre.

Pero un libro reciente ha sacado a la luz que Hitler no sólo estaba influenciado por este tipo de manifestaciones de arte, sino que también se interesaba por la dramaturgia. Así es, este terrible hombre también tenía su lado artístico y a pesar de todas las calamidades que hizo pasar a millones de personas y a una nación entera, tenía otras facetas que muchos no conocen como dramaturgo. Hitler escribió diversas obras que hoy en día son poco conocidas, pero son catalogadas como obras de drama que incluso le gustaba interpretar.

Hitler y el arte

Si esto te sorprende, déjanos decirte que Hitler también era admirador del arte e incluso llegó a pintar muchísimos cuadros que hoy en día aún se desconoce su paradero.

De hecho, Hitler no es el único hombre transcendentalmente malo de la historia del cual se conoce que tenía pasión por las artes. Por ejemplo, Osama Bin Laden también era fanático de las obras de teatro y de las novelas e incluso uno de sus libros escritos por él se ha encontrado recientemente y dentro de poco va a ser publicado en Inglaterra.

Por supuesto que la obra de Osama ha sido catalogada como una de las peores escritas, pero aun así es de sumo interés ver esta etapa de uno de los terroristas más grandes que ha tenido Medio Oriente y que durante años aterrorizó la seguridad de Estados Unido.