Es posible que no te agrade utilizar las autoflorecientes semillas de exterior porque alguna vez has oído a ciertas personas decir que sus beneficios no son realmente buenos, que sus fenotipos son erráticos y que son menos fuertes que las semillas que dependen de la luz.

¿Qué se comenta de las semillas autoflorecientes?

Es posible que en algún momento esto haya sido cierto, sin embargo, múltiples productores se han mantenido trabajando duro desde hace cierto tiempo y finalmente han logrado producir algo que podría fácilmente parecer un milagro, se trata de las semillas autoflorecientes, las cuales son de alto rendimiento y cuentan con una gran potencia. Creemos que ya es tiempo de darle a esta variedad de semillas una nueva oportunidad.

Semillas de cannabis autoflorecientes

Las semillas de cannabis autoflorecientes son una variedad de semillas las cuales no requieren de la luz para lograr florecer, ya que tienen la capacidad de germinar, brotar algunas hojas e inmediatamente comenzar a dar paso al crecimiento de sus flores, todo ello sin tener que preocuparse por los horarios en los que debería darle la luz.

Nacimiento de las semillas autoflorecientes

Cada una de las semillas autoflorecientes nacieron como consecuencia de haber combinado a las tan populares y codiciadas plantas Indica y Sativa, junto a algunas de las variedades Ruderalis que son un poco menos conocidas.

Ruderalis se trata de cierto tipo de cannabis que logró evolucionar lo suficiente como para desarrollarse a plena luz del día, entre las 18 y 24 horas durante el verano al norte de Rusia y en ciertas zonas al norte de Europa Oriental, donde los días del verano suelen ser muy largos y algunas veces eternos y al momento en que comienza a disminuir el clima, se vuelve muy frío lo que no permite que la planta llegue a florecer.

Como seguramente ya sabes, las plantas usuales de cannabis necesitan de un cambio de 24 horas de luz a 12 con el objetivo de ayudar a que florezcan.

Si la planta Ruderalis no hubiese evolucionado es seguro que cada una de sus flores terminarían congeladas antes de siquiera llegar a sembrarla. Por lo que su evolución dio lugar a un itinerario de tiempo, en el que en vez de necesitar un cambio de luz, su floración se da en solo 15 días luego de la germinación sin necesidad de recibir luz.

Variedad en cuanto al cultivo

Con el uso de semillas autoflorecientes puedes conseguir los siguientes beneficios:

  • Florecimiento más veloz, lo que se traduce en que el tiempo de la cosecha será menor.
  • Posibilidad de cultivar plantas con distintas edades juntas, lo cual significaría que tendrás una provisión frecuente de marihuana.

Lograr que crezcan las semillas autoflorecientes

Comúnmente las plantas autoflorecientes son un poco más pequeñas, sin embargo, existen ciertas excepciones como la planta Lemon Haze Auto que suele funcionar correctamente en los sistemas de cultivo que son de alta densidad.

Igualmente, tiene la capacidad de desarrollarse en contenedores, aunque por lo general, es mejor no trasplantarlas, igualmente pueden también germinar en macetas.